¿Cómo es el cerebro de un Zombie?

Hoy vamos a publicar un artículo original de la web de Blindaje Z, que actualmente funcionan como plataforma de difusión del conocimiento zombie en diferentes redes sociales y ya no como web propiamente dicha, y no querríamos que su interesante contenido acabase en el olvido.

En este post, no vamos a hablar sobre cuáles son las posibles causas de un apocalipsis zombie, ya que sobre este tema puedes encontrar mucho material en internet, y en otras entradas de este blog… Lo que nos interesa comentar en este artículo, es cómo debe ser un cerebro, y que peculiaridades fisiológicas debe presentar, para que el comportamiento humano normal se vea alterado hasta el punto de que aparezca un comportamiento similar al de un zombie. Dicho con otras palabras, vamos a hablar de qué alteraciones debe sufrir el cerebro de una persona para que esta se vea convertida en un zombie.

Cerebro Zombie

A rasgos generales debemos decir que probablemente las afectaciones a nivel corporal serían muchas, y que las alteraciones fisiológicas podrían ser tanto a un nivel muy específico, como a un nivel muy generalizado. Sin pretender ser excesivamente exhaustivos, ni con la intención de especificar cómo sería un zombie en el caso de que apareciesen, a continuación vamos a ver cuáles serían las principales áreas del cerebro que deben estar dañadas, o que deben presentarse disfuncionales en cierta medida, para que el comportamiento de una persona sea similar al de los zombies más prototípicos:

El Cortex Prefrontal. Esta región cerebral está implicada en los procesos de toma de decisiones, y control de impulsos. El mal funcionamiento de esta área cerebral justificaría el comportamiento impulsivo, errático, y carente de planificación o razonamiento inteligente que manifiestan los zombies.

Cortex Orbitofrontal Ventromedial. En el caso de que el cortex prefrontal no se viese realmente alterado, probablemente sí que lo estaría el cortex orbitofrontal ventromedial (también llamado cortex prefrontal ventromedial), el cual regula el comportamiento ético y social. Esta zona permitiría el comportamiento inmoral y psicopático que muestran los zombies.

Habitualmente además, solemos imaginar que los zombies no son especialmente sociales, y no se relacionan o comunican bien entre ellos, o con otras personas no infectadas. Esta incapacidad del manejo del lenguaje, puede deberse a un daño generalizado en el hemisferio izquierdo que afecta al Área de Wernicke, implicada en la comprensión del lenguaje, y al Área de Broca, relacionada con la capacidad de articulación y emisión lingüística. Por supuesto esto no tiene por qué ser una característica fundamental de un zombie, ya que el hecho de que comprendan o no el lenguaje, no es algo esencial en el comportamiento agresivo y caníbal.

Estamos acostumbrados a ver también, como los zombies ignoran los peligros de su entorno, mostrando una ausencia total de miedo y una furia extrema. Esto podría ser debido a una serie de alteraciones en el sistema límbico, especialmente la Amígdala, la cual regula la activación de las emociones, así como procesos relacionados con la evaluación de peligros, y juicios emocionales… Una lesión en esta región también estaría relacionada con la ausencia de la memoria emocional, por lo que el comportamiento de un zombie no se vería condicionado por la presencia de seres queridos. Aunque esto también podría estar justificado por una grave dificultad para reconocer rostros (causado por otro tipo de daño cerebral), lo cual es conocido como Prosopagnosia.

Cerebro Zombie

Si imaginamos a un zombie, es posible que pensemos también en sus ansias insaciables de devorar. Esto podría deberse a un mal funcionamiento del Tálamo, concretamente de los Núcleos Ventromedial y Posterolateral, los cuales están implicados en la regulación de las señales fisiológicas de hambre y saciedad problemas con las señales de saciedad.

Por último, si consideramos que existe una pérdida de la identidad individual, y los recuerdos autobiográficos, podríamos pensar que existiría también una afectación en el Hipocampo, un núcleo cerebral relacionado estrechamente con los procesos de almacenamiento y recuperación de los recuerdos. Un hipocampo disfuncional puede implicar una pérdida total o parcial de la memoria, y de las capacidades para aprender cualquier cosa.

Artículo escrito por The Zombie Survival Society

Share
Sobre Zombie Freaks 143 Artículos
Comunidad de amantes y frikis del género Zombie (noticias, películas, series, cómics, videojuegos, eventos, etc...)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.